La importancia de la inspección de calidad en importaciones de Asia

La importancia de la inspección de calidad en importaciones desde Asia.

Los importadores de Asia en México enfrentan diferentes dificultades y retos al realizar dicha actividad económica, desde el contactar a un proveedor de confianza hasta realizar la logística internacional para poder traer la mercancía que desean. Afortunadamente, el mercado ofrece cada vez más servicios y herramientas útiles para prevenir o evitar cualquier tipo de riesgo que se pueda presentar. Este es el caso de la inspección de calidad, la cual es un servicio realizado por expertos que puede ser bastante provechoso al momento de importar. Pero, ¿sabes exactamente para qué sirve este servicio y qué riesgos puedes evitar? Te invitamos a seguir leyendo para descubrirlo.

¿Qué es la inspección de calidad?

Como su nombre lo expresa, la inspección de calidad es una serie de pasos y procedimientos mediante los cuales un equipo especializado visita la fábrica o almacén del proveedor en origen para revisar y examinar todas las características de calidad que debe cumplir la mercancía. La revisión se puede realizar desde la materia prima, durante el proceso de fabricación o hasta el producto terminado. Dichas inspecciones siguen con los estándares de calidad internacional (AQL), en donde se destaca la revisión de las máquinas u operadoras con las que se fabrica el producto, el flujo de la línea de producción, anomalías destacadas de acuerdo a los criterios de evaluación establecidos por el cliente, entre otros aspectos.

La inspección de calidad va acompañada de un reporte totalmente personalizado con fotos y evidencias del estado de la mercancía al realizar dicha inspección.

¿Para qué sirve la inspección de calidad?

La inspección de calidad tiene dos objetivos principales, los cuales son de mucha ventaja para los importadores de Asia, ya que como se conoce en el continente asiático, principalmente en China, se tiene desafortunadamente la mala fama de producir mercancía de mala o baja calidad.

Esto se debe principalmente a la enorme cantidad de piratería que se produce aquí y a que desgraciadamente ocurren miles de fraudes al año. Un ejemplo es el envío de muestras de buena calidad a los importadores interesados. Una vez que el importador recibe esta muestra y acepta realizar un pedido de mayor volumen, los proveedores bajan la calidad de su producción con el fin de ahorrar materia prima o ahorrar costos, provocando que el importador reciba la mercancía sin la calidad esperada, lo cual puede dañar su imagen ante los clientes finales e incluso provocarle pérdidas de miles de dólares al no poder vender productos de mala calidad.

La inspección de calidad sirve precisamente para evitar este tipo de situaciones, siendo su objetivo principal evitar que el importador tenga pérdidas monetarias al recibir mercancía que no podrá vender o de la que no podrá sacar una utilidad.

El segundo objetivo de la inspección de calidad es contar con el control y certidumbre de que la mercancía cumple con todos los estándares de calidad que la empresa y los clientes requieren. De esta manera, al momento de realizar la inspección de calidad desde origen, puedes solicitar cambiar cualquier producto o pieza que no cumpla con los requisitos necesarios de calidad por una que sí lo haga, o simplemente solicitar que no se cargue esa pieza en específico y evitar pagar por ella.

Evita la merma de mercancía con una inspección de calidad.

El inspeccionar la calidad de toda la mercancía que se importa asegura que los productos no tengan ninguna falla o detalle que pueda interferir con la venta, o que incluso se pierdan clientes por una mala experiencia con la calidad de la mercancía.

Cuando un producto no cumple con las expectativas de los clientes se vuelve mucho más difícil venderlo, lo cual provoca que haya una merma en el almacén que únicamente está ocupando espacio y costos. Al realizar la inspección de calidad todos los productos contarán con una garantía que los clientes comenzarán a reconocer y que de igual manera evitará tener inventario almacenado deteniendo el flujo financiero de las operaciones.

Lee aquí qué puedes hacer si te llega mercancía de mala calidad.

Si te interesa contratar este servicio con SafeLink Inspections & Compliance llámanos al 52 (33) 19 83 80 86 Ext. 203 o escribiendo un correo a contact@safelinkinspections.com