Menú Cerrar
salto arancelario

¿Qué es el salto arancelario en las importaciones?

Los productos que se comercializan entre un país y otro están sujetos a distintas disposiciones y regulaciones tanto en su nación de origen como en la de destino, por lo que, para ser correctamente enviados, antes debieron cumplir con las reglas de origen, pasar por un proceso aduanal, de inspección, entre algunos otros, incluso pudiendo atravesar un salto arancelario.


Y es que, en un mundo tan globalizado, cada vez más importante lograr mayor armonización en las prácticas de comercio exterior que se ejecutan entre los territorios, estableciendo acuerdos, tratados comerciales y apegándose en muchas ocasiones a organismos internacionales para alcanzar una homogeneidad en los intercambios comerciales.


El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés), por ejemplo, fue el primer acuerdo de comercio a nivel mundial, el cual tenía como objetivo disminuir o eliminar las barreras para los intercambios comerciales entre países, suprimiendo aranceles, cuotas, subsidios, entre otros.


Sin embargo, ante los cambios en el mundo actual, ha sido necesario instaurar otros modelos y mayores ordenamientos para regular las mercancías que se comercializan, y el salto arancelario es un gran juez para las operaciones internacionales.



Conoce qué son los controles aduaneros y cómo se aplican en México.



¿Qué es el salto arancelario?

También conocido como cambio arancelario, el salto arancelario es una regla de origen que hace referencia a cuando a un producto que es objeto de importación o exportación se le realiza una modificación en su fracción arancelaria (código universal de ocho dígitos que sirve para identificar las cualidades de un producto), es decir, su clasificación para fines de comercio exterior cambia.


Con esto, la mercancía pasa de tener la fracción “x” a la “y”, por lo que internacionalmente el artículo deja de identificarse con su antiguo código y clasificación, pasando a ser un producto diferente.


Pero este cambio no se da solo porque sí, sino que hay un factor que determina cuando un bien será sujeto al salto arancelario: su fabricación en el país de origen.


Y es que existen muchos casos en los cuales las mercancías que se elaboran se componen de materias primas originarias de otras naciones, por ejemplo, un producto hecho en Japón puede estar mayormente compuesto por materiales taiwaneses y chinos, cumpliendo con apenas unos cuantos procesos de transformación para obtener el artículo terminado que será exportado.


Cuando esto sucede con algún bien, este es objeto de análisis en el que ahora se evalúan y determinan las fracciones arancelarias de los insumos o materiales que se requirieron para la fabricación de la mercancía, por lo que ya no es un producto originario de ese país.


Por lo tanto, para que un bien sea considerado “originario” de una nación, este debe haber cumplido con un mínimo de procesos de producción en dicho territorio, además de la aportación de un valor agregado.


Para mantener la seguridad de las fracciones arancelarias de los productos que se importan y evitar problemas en la aduana de destino, el Previo en Origen de SafeLink Inspections es la solución ideal, pues además te ayudará a evitar multas por errores y discrepancias de origen.



Te recomendamos: ¿Qué es la Ley Aduanera y cuáles son sus actualizaciones para 2023?




¿Cómo se determina el origen de las mercancías?

Antes de todo el proceso a través del cual se culmina con el salto arancelario de un producto, se ponen sobre el escrutinio diferentes factores para determinar que dicha mercancía cambiará su fracción arancelaria.


Las principales formas de determinar el origen de un bien son las siguientes:


  • Totalmente producida en el país


La mercancía no requirió de insumos provenientes de otro país, sino que fue fabricada en su totalidad con materias primas locales.


  • De minimis


Este término se refiere a cantidades mínimas, por ende, el artículo se considera originario siempre y cuando los insumos extranjeros para su fabricación representen un porcentaje mínimo en el producto final o que no rebase porcentualmente la representación de las materias primas locales.


  • Procesos productivos específicos


Los insumos importados para fabricar el producto pasan por un proceso de transformación suficiente para que sea considerado originario.



El salto arancelario es una gran medida que le hace justicia al origen de los productos y que, al mismo tiempo, puede beneficiar el comercio internacional de algunas mercancías que se encuentran bajo algún tratado comercial entre dos o más países. 


SafeLink Inspections te brinda servicios de Previo en Origen, Inspección de Calidad, Auditoría de Proveedores para garantizar la calidad de tu mercancía y la confianza en tus importaciones y proveedores.

 

Contáctanos para realizar una cotización.

Fuentes: OMC.