Menú Cerrar
licencia de importación

¿Cómo obtener una licencia de importación?

La importación de mercancías es una actividad especialmente compleja que necesita de una serie de procesos y de documentos para poder ser llevada a cabo de manera correcta y legal. La licencia de importación es uno de los requisitos más relevantes para introducir determinados productos procedentes de terceros países, según consta en el artículo VIII del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT por sus siglas en inglés) bajo el epígrafe “Derechos y formalidades referentes a la importación y a la exportación”.

Con la finalidad de evitar graves consecuencias económicas, ya sean por error u omisión en la documentación, es necesario que los importadores conozcan más acerca de esta licencia y cómo obtenerla.

Te compartimos: ¿Cómo evitar errores al importar nuevos productos?



¿Qué es la licencia de importación?

Según una definición proporcionada por la Organización Mundial del Comercio (OMC), una licencia de importación se define como un documento (distinto a los requeridos en las aduanas) presentado a la administración comercial del país de origen para poder efectuar la importación de mercancías. Es así que esta licencia permite que una empresa y organización puedan llevar a cabo la compra e introducción de productos a su país en condiciones de legalidad. 

Normalmente este trámite se lleva a cabo en la importación de productos sensibles, como químicos y siderúrgicos u otras mercancías que están sometidas a restricciones cuantitativas. Sin la obtención de este documento, no se permite realizar el trámite de despacho aduanero de importación para que la mercancía pueda entrar en el país de destino.

El artículo VIII del GATT indica que: “se establece una obligación general con respecto a las formalidades en virtud de las cuales los miembros de la OMC reconocen la necesidad de reducir al mínimo los efectos y la complejidad de las formalidades de importación y exportación y de reducir y simplificar los requisitos relativos a los documentos exigidos para la importación y la exportación”. Lo anterior se refiere a que este trámite será lo más simple y transparente posible, con la finalidad de evitar que se obstaculicen las operaciones de comercio internacional.

No obstante, debido a que existen países que han restringido la venta de algunos bienes o servicios por la implementación de cuotas comerciales, también se establece que “cada miembro examinará la aplicación de sus leyes y reglamentos al procedimiento”, por lo que hay diferentes normas para expedir una licencia de importación, según la nación.

Por esta razón, existen dos principales tipos de trámites:

  • Automáticas. Las solicitudes de importación de este tipo reúnen información simplemente estadística sobre las operaciones de comercio internacional que lleva a cabo la empresa interesada. La solicitud puede presentarse cualquier día hábil con anterioridad al despacho de aduanas y generalmente es aprobada inmediatamente; de encontrarse algún tipo de error, puede resolverse en un plazo máximo de 10 días hábiles.

  • No automáticas. Este tipo de licencia de importación se utiliza cuando existen restricciones al comercio internacional debidamente justificadas por la OMC y con una duración determinada. Los países miembros deben proporcionar la información relacionada con dichas restricciones para que este documento pueda ser tramitado de forma legal. Asimismo, no deben hacer discriminaciones ante ningún solicitante y, en caso de rechazo, deben comunicarse las razones de la denegación. El período de validez de esta licencia es más breve que la anterior pero debe ser lo suficientemente amplia para que no impida las importaciones.

Te recomendamos: ¿Cuál es el proceso de despacho de un contenedor marítimo con previo en origen?



¿Qué requisitos se requieren para su trámite?

Como ya se ha mencionado, cada país tiene normas y requerimientos diferentes para la expedición de la licencia de importación, dependiendo de qué tan abierto sea su comercio exterior. Sin embargo, algunos de los requisitos más comunes para este trámite son los siguientes:

  • Detallar la identificación tanto del exportador como del importador.
  • Lugar de fabricación del producto.
  • Detalles técnicos del producto.
  • Características del producto.
  • Para qué se utilizará el producto.


Una vez proporcionados estos datos, el país en cuestión verificará que este procedimiento cumpla con la normativa vigente. Posterior a la revisión de cada uno de los apartados, se decidirá si se otorga la licencia de importación o no. En el caso de las automáticas, la respuesta se da inmediatamente; con las no automáticas podrán tomar la decisión en un plazo de 21 días hábiles.

Esta solicitud no es compleja gracias a la estipulación de la GATT, que determina que el número de órganos administrativos a los que el solicitante deberá de dirigirse no podrá ser mayor a tres. No obstante, el trámite de la licencia de importación se debe realizar en tiempo y forma, puesto que cualquier tipo de error en la documentación puede implicar sanciones, la devolución de la mercancía al país de origen o su total destrucción.

En Safelink Inspections realizamos inspecciones de calidad para garantizar que tu mercancía llegará bajo los estándares esperados. 

Contáctanos para realizar una cotización.

Fuentes: OMC