Menú Cerrar
importar desde Colombia

¿Cómo hacer negocios para importar desde Colombia?

En Latinoamérica existen numerosas naciones que comparten entre ellas costumbres y tradiciones, como en el caso de México y los países de habla hispana en el continente americano; sin embargo, a pesar de sus muchas similitudes, estas mismas naciones también se diferencian bastante en aspectos puntuales, por ejemplo, al hacer negocios o al importar desde Colombia o de algún otro país de la región.

 

En América Latina, especialmente, al ser una extensa zona que se comparte entre naciones que se comunican con el mismo idioma y que mantienen grandes semejanzas en sus vertientes sociales, políticas y económicas.

 

No obstante, todas estas similitudes y apariencias tan idénticas, se dejan de lado cuando se comienza a negociar con empresarios o proveedores de cualquiera de los países latinos: en ese momento, las diferencias se contextualizan y se ponen en práctica.

 

Por ejemplo, una negociación de un empresario mexicano con uno originario y residente de Perú, puede variar bastante de acuerdo a la forma, el entorno y el enfoque con el que cada uno percibe las tradiciones y costumbres de sus respectivos países.

 

Una negociación puede estancarse y no prosperar debido al desconocimiento de la cultura, costumbres y tradiciones del país con el que se desean desarrollar relaciones comerciales.

 

En el caso de México y Colombia, ambas naciones han mantenido y desarrollado a lo largo de los años amplias relaciones comerciales, y para que esto sea así, ha resultado indispensable entre importadores y exportadores tener un vasto conocimiento de la cultura y forma de negociar en estos territorios.

 

La importancia de conocer estos aspectos, puede traer frutos no solo para la negociación, sino también para desarrollar y extender las relaciones comerciales al importar desde Colombia.

 

Te compartimos: ¿Cómo hacer negocios al importar desde Ecuador?



Etiqueta de negocios para importar desde Colombia.

El término “etiqueta de negocios”, ampliamente utilizado entre empresarios que mantienen relaciones comerciales con otros países, se refiere al comportamiento que se espera y debe conocer un negociador para mantener la formalidad, la imagen y lograr avanzar en los temas que se tratarán; siendo esencial para comunicarse y concretar negocios.

 

Cabe resaltar que la etiqueta de negocios no solo es conocer un comportamiento, costumbres o formas de negociar, también incluye todo un contexto de trabajo y de negociación en el cual las personas pueden operar mientras mantienen la comunicación.

 

Tomar en cuenta la etiqueta de negocios al tratar con empresarios o proveedores de otros países es una gran señal de profesionalismos, además de que puede tener un alto impacto en el rumbo de estos negocios interculturales.

 

Al importar desde Colombia, es elemental conocer la etiqueta de negocios al tratar con negociadores colombianos. Se debe cumplir con lo siguiente:

 

  • Vestimenta

 

Como muchos otros países de Latinoamérica, Colombia es una nación con climas diversos; desde condiciones frías hasta calurosas. En cualquier caso, la vestimenta debe ser formal.

 

Si la reunión se realizará en ciudades con climas fríos o templados, usar un traje, camisa, corbata y zapatos formales en el caso de los hombres es ideal.

 

En el caso de las mujeres, se recomienda un sastre, faldas no muy cortas, tacones y usar poco maquillaje.

 

Si la reunión se sostendrá en ciudades de clima caluroso, usar algo más liviano como un pantalón de dril, camisa y zapatos es buena opción.

 

Para las mujeres, un vestido o un pantalón de telas frescas, blusa y tacones no muy altos.

 

También, el uso de jeans, camisa y botas, si la reunión es en una fábrica, un puerto o una finca.

 

  • Citas y reuniones

 

Si se pretende importar desde Colombia y establecer negociaciones serias, las citas deben ser programadas por lo menos con una semana de antelación. Es usual hacer el primer contacto por teléfono o bien por correo electrónico. Es importante no olvidar confirmar las citas y llegar unos días antes de la fecha agendada.

 

Como en la mayoría de los países latinoamericanos, la puntualidad no es el fuerte de los colombianos, por lo tanto, es posible tener que esperar a los negociadores de 15 a 20 minutos.

 

Para los empresarios colombianos la confianza es muy importante, es por esto que en principio querrán conocer un poco más de la persona con la que negocian y su empresa.

 

Las primeras reuniones tendrán lugar en las oficinas o instalaciones de la empresa. Ocasionalmente, se pueden reunir en un restaurante.

 

En general los colombianos son muy conversadores, así que antes de centrarse en los temas de negocios querrán hablar de otros asuntos. Resaltar la belleza del país, hablar de futbol, figuras públicas como los artistas, la comida, los productos colombianos, entre otros, son temas perfectos para romper el hielo e ir generando un poco más de confianza.

 

El humor es bien recibido, pero se debe cuidar de no abusar de este recurso. Es indispensable evitar en todo momento hablar de temas como la guerrilla, crimen, conflictos sociales del país y violencia en general, ya que son temas bastante sensibles.

 

  • Saludos

 

Al negociar con empresarios o proveedores colombianos, se saluda con un apretón de manos tanto a hombres como a mujeres, extendiendo la mano primero a la persona de mayor rango con la que se trata.

 

Es importante no saludar con beso en la mejilla a las mujeres, a menos que exista un alto grado de confianza en el que esto sea permitido.

 

Los negociadores colombianos dan mucha importancia a los títulos profesionales de las personas, por lo tanto, se debe saludar primero nombrando el título y luego el apellido o el primer nombre. No es recomendable tutear.

 

  • Obsequios

 

Los colombianos son muy amables, cordiales y descomplicados, por lo que los obsequios serán bien recibidos. Algo representativo del país de quien visita o de su empresa será bien visto.

 

Se debe procurar que los obsequios no sean tan ostentosos, y en lo posible, tratar de llevar un obsequio a todos los asistentes de la reunión.


Cultura empresarial de exportadores colombianos.

Por lo general, a la hora de tomar decisiones los colombianos dejan todo para última hora, pues piensan que un acuerdo entre las partes es un campo personalizado donde todo dependerá de la relación personal y hasta del azar. Esto debido a que Colombia es una cultura habituada a la incertidumbre.

El género en la mesa de negociación puede influir, incluso si es una mujer. Por ejemplo, las mujeres colombianas son las que hacen mejores negociaciones, sin desmeritar a los hombres, quienes entre más adultos, tienen mayor experiencia en el manejo de este tipo de reuniones.

Los colombianos tienen una manera muy particular de negociar, recurren al ‘regateo’ y la búsqueda de una ganancia eventual y duradera, por lo que se deben conocer también las políticas comerciales e impuestos, para que los precios no se vean afectados y se concrete un acuerdo que beneficie a ambas partes.

En SafeLink Inspections contamos con el mejor equipo de auditores para realizar este servicio de la manera más completa y detallada para que de esta forma te sientas en total confianza para comenzar a trabajar con un nuevo proveedor.

 

Contáctanos en contact@safelinkinspections.com o llámanos al teléfono

33 19 83 80 86 Ext. 203 para cualquier duda o pregunta que tengas al respecto de nuestros servicios.


Fuentes: Legiscomex.